Las preguntas que asolan a propios y extraños son: ¿cómo pasamos de estar más o menos bien a estar cada vez peor? ¿cómo de un gobierno que apoyó el mantenimiento de la máquina país en el crecimiento, en el consumo interno y en la distribución de la riqueza -algunos dirán que ricos se hicieron algunos-, pasamos a otro que se pasa por la zanja absolutamente todo y desguaza el país como si fuese un auto robado? ¿Cómo carajos pudo haber ganado Macri?

No soy politólogo ni sociólogo ni marinero, solo uno que padeció la historia reciente y por eso los invito a subirse a la memoria para tratar de entender qué es lo que pasa; una tarea ardua, quizás no descifrable definitivamente. Va entre dos gustos como el cilantro: entre aporreadores seriales del macrismo o maltratadores seriales del kirchnerismo pero siempre con ese gustito a comida casera.

Partamos de la base de que el “cambio” propuesto por Cambiemos en las últimas elecciones tenía muchos anuncios grandilocuentes y mentirosos, imposibles de realizar -pobreza cero, por caso- pero otros muy ciertos y realizables -eliminación del cepo cambiarlo, por ejemplo.

Partamos también de otra base que la historia reciente nos enseña: no fue lo mismo pasar de Raúl Alfonsín + “Pacto de Olivos” a Carlos Menem, que pasar de De la Rúa + tetra quilombo del 2001 + interinato de Duhalde al kirchnerismo.

Para refrescar la memoria y a modo de ponernos en perspectiva, digamos que los últimos días de Alfonsín sucedieron luego de una debacle económica propiciada adrede: un golpe de mercado con bombardeo mediático incluido que fumigada el inconsciente colectivo con venenos de diversa índole, tal como pasa aún hoy -acuérdense de las fúnebres frases anti democráticas del señor Imán: “mi trabajo es poner y sacar presidentes“, “presidencia, puesto menor“, “usted ya es un obstáculo“, “los gobiernos pasan, Clarín queda“.

Menem justamente asumió gracias a un pacto con Herrera de Noble y con el director del Grupo Clarín, Héctor Magnetto tal como lo afirmó en su oportunidad Rodolfo Terragno, testigo de una reunión en donde se trazaron los lineamientos del país que vendría (pueden leer la relación del Grupo Clarín con Menen en este enlace y la de Magnetto con los presidentes aquí). Vale acotar que los favores que luego Menem le haría al Grupo Clarín serían varios, entre otros, la cesión de Canal 13 a precio irrisorio.

Aún me repican las palabras del “Patilludo de Anillaco” argumentando en defensa propia y luego del desastre que hizo: “si decía lo que iba a hacer no me votaba nadie“. Resumidamente podemos decir que la tarea en sus dos ciclos de gobierno (desde 1989 a  1999) fue poner en marcha la teoría del famoso Consenso de Washington, aunque omitió algunos puntos, y finalmente, casi de lleno, la aplicación de la teoría neoliberal.

Tal vez lo más doloroso de aquella época fue la ola de “retiros voluntarios“, despidos y la privatización de las empresas del estado (ver aquí la lista de empresas dadas en concesión y/o privatizadas). La caída de la imagen y credibilidad de Carlos Saúl Menem sobrevino por la gran recesión que trajeron sus políticas económicas -con “Mingo” Cavallo a la cabeza- y por graves denuncias de corrupción en todas las filas de su gobierno. Ni hablar de que el desempleo tocaba el 19%, el índice de pobreza 30% y una caída en el PBI del 3,4… lamentable.

El 10 de diciembre de 1999 asume el radical cordobés Dr. Fernando De La Rúa (De la Ruina para los “kumpas“), con “promesas de cambio” titulaba Clarín  -como ahora, “se repite la historia, solo cambia el actor“. De la Rúa llega a la presidencia gracias a la “Alianza para el Trabajo la Justicia y la Educación” conformada en 1997 por la UCR y el FrePaSo y conducida por cinco personas: Graciela Fernández Meijide, Carlos “Chacho” Álvarez, Rodolfo Terragno y Raúl Alfonsín.

El primero en renunciar a la mencionada alianza fue el vicepresidente de la nación Carlos “Chacho” Alvarez quien se va el 6 de octubre del 2000 denunciando corrupción en la administración del ejecutivo y en el senado de la nación. Esta renuncia sumada al famoso “blindaje financiero“, el “megacanje” –que tiene hoy procesados a Cavallo y a Federico Sturzenegger (actual Director del BCRA)-, la corrupción en el senado por la famosa “Ley Banelco“, la estafa financiera llamada “corralito“, las intolerables tasas de desocupación y de pobreza, tuvieron un desenlace nefasto con en el estallido social conocido como “la crisis del 2001” y ocasionaron como consecuencia directa, la renuncia de De la Rúa a mitad de su mandato. Es lugar común y utilizable a modo de chicana política su salida en helicóptero de la Casa Rosada.

Hay que retener en la memoria los cacerolazos, el “que se vayan todos” y los 36 muertos de ese año incluso niños, la “Masacre de Plaza de Mayo del 2001“.

Después sobrevinieron varios presidentes a los que llamo “zoquetes breves“. En primer lugar asume en forma interina y por ser presidente del senado, el peronista Ramón Puerta (imputado el año pasado por trata laboral y explotación de menores, leer aquí). Luego, por 90 días y por elección de la Asamblea Legislativa asume Adolfo Rodriguez Saá quien tiene en su biografía el triste anuncio del “default” y la payasesca e irresponsable locución del cese del pago de la deuda externa.

Entre idas y venidas, renuncias y otros mamarrachos institucionales, habiendo abandonado su cargo Rodriguez Saá, asume como presidente interino Eduardo Camaño (lo fue por 48 horas, le ganó a Pinedo) hasta que finalmente el 1 de enero del 2002 la Asamblea Legislativa elige como presidente de la nación al Dr. Eduardo Duhalde quien terminaría de cumplir el mandato que le correspondía a De la Rúa, hasta el 10 de diciembre del 2003 (la votación de su elección, entre diputados y senadores, fue de 262 votos a favor, 21 en contra y 18 abstenciones).

Duhalde puso como ministro de economía al Dr. Roberto Lavagna quien impulsó la recuperación económica, terminó con el “corralito“, produjo una gran devaluación y dio fin a la “Ley de Convertibilidad” pesificando forzadamente los depósitos en dólares.

Durante la corta presidencia de Duhalde sucedieron los asesinatos de Kosteki y Santillán, conocidos como “la masacre de Avellaneda“. Hay toda una discusión, que llega hasta hoy, acerca de la culpabilidad y promoción por parte de Duhalde de los saqueos a supermercados y comercios que aceleraron la caída de De La Rúa, acusación realizada por Edgardo Depetri.  Por su parte, Duhalde le hecha la culpa a los piqueteros y a los partidos de izquierda.

El 18 de mayo del 2003 se llevaría a cabo en nuestro país el primer balotaje entre las fórmulas Kirchner-Scioli que habían sacado el 22,4% de los votos y Menem-Romero que habían ganado con el 24,3%. Sin embargo, esta elección no sucedería puesto que el 14 de mayo, Menen renuncia a su candidatura por lo que Néstor Kirchner es proclamado Presidente de la Nación. 

Un spot televisivo del “Patilludo de Anillaco” proclamaba: “Como decía la compañera Evita, renuncio a los honores y a los títulos pero no a la lucha“. En realidad, su renuncia estuvo marcada por las encuestas que le daban un amplio triunfo a Kirchner y porque el pueblo ya no quería repetir la historia nefasta de sus períodos presidenciales anteriores.

Néstor Kirchner asumió “con más pobres que votos“comenzado una nueva era en el país con cambios substanciales de los que algunos llegan hasta hoy.

Lejos de hacer una descripción exhaustiva de todo lo realizado por Néstor Kirchner, solo haré mención a sus aciertos más destacados: políticas sobre derechos humanos, promoción de la unidad latinoamericana, mayor participación de organismos sociales, creación del canal Encuentro, participación de la juventud en la política como nunca, no represión ni criminalización de la protesta, modificación de la Corte Suprema de Justicia. En economía: cancelación deuda con el FMI, diversificación y duplicación de las exportaciones y equilibrio en la balanza comercial, incremento de las reservas del BCRA, recaudaciones impositivas históricas, reducción de la deuda externa que pasó de estar en el 130% del PBI al 50%, inversión pública, reducción de la tasa de desempleo a un dígito (del 20,3% pasó al 7,8%), regreso de los Convenios Colectivos de Trabajo, crecimiento de la industria  sostenido durante todo su mandato (a razón del 10,3% anual).

En las elecciones del 29 de octubre del 2007 Cristina Fernández de Kirchner se consagra como presidenta de la nación con el 45,29% de los votos y en las elecciones del 23 de octubre del 2011 lo hace con el 54,11% de los votos, siendo éste último el mayor porcentaje electoral logrado desde 1973.

Los logros de los dos períodos presidenciales de CFK (como la “siglan” con asiduidad) son abundantes y voy a resumir algunos pero solo en enunciados, luego cada uno busque o googlee cada uno de ellos. Eso si, les pido que antes de ponerse a discutir o comentar se informen como corresponde puesto que hay una caterva de argumentos en contra de algunos de estos logros que no solo son sacados de los pelos sino que carecen del más mínimo sostén y se caen como la caspa, con solo una sacudida de cabeza.

  1. Creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.
  2. Decenas de fábricas de productos electrónicos complejos en Tierra del Fuego, industria nacional (discusión aparte merece la consideración sobre si es “ensamble” o “fabricación, les pido a los desinformados que busquen acerca de “outsourcing” y que pregunten si lo que viene de EEUU o de China es todo fabricado allí)
  3. Incremento sostenido en el presupuesto y sueldos de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales y de la Comisión Nacional de Energía Atómica.
  4. Repatriación histórica de científicos.
  5. Ingreso al selecto grupo de los 7 países del mundo desarrolladores de satélites. Puesta en órbita de SAC-D Aquarius, Arsat I, Arsat II y en construcción Arsat III.
  6. Culminación de la Central  Nuclear Atucha comenzada por la Dictadura en 1981  y nunca terminada.
  7. Se concluyó el proyecto Atucha II.
  8. Central Termoeléctrica de Río Turbio para el aprovechamiento de YCF (Yacimientos Carboníferos Fiscales).
  9. Se concluyó junto al Paraguay la construcción de Yacyretá.
  10. Construcción de Gasoducto del Noreste.
  11. Se reestatizó Aerolíneas Argentinas, Austral Líneas Aéreas y la Fábrica Argentina de Aviones.
  12. Plan Conectar Igualdad
  13. Huayra, sistema operativo libre.
  14. Tecnópolis
  15. Bec.Ar
  16. Ley de Promoción del Software Nacional.
  17. Nuevo Código Civil y Comercial.
  18. Derogación de la Ley de Calumnias e Injurias. Es por eso que a Cristina Fernández se le pudo decir: yegua, kretina, ladrona y una larga lista de etcéteras (algunas impronunciables) sin tener que responder por ello ante la justicia. Más información en este artículo de La Nación.
  19. Continuidad de las políticas sobre derechos humanos y juzgamiento de funcionarios partícipes de la última dictadura militar.
  20. Reelevamiento de 3,5 millones de hectáreas en 18 provincias correspondientes a 310 comunidades de pueblos originarios.
  21. Ley de Identidad de Género y Matrimonio Igualitario
  22. Ley de Fecundidad Médicamente Asistida.
  23. Asignación Universal por Hijo.
  24. Fútbol para Todos.
  25. Estatización de los fondos de las AFJP y moratorias previsionales que incorporaron a más de 2 millones y medio de personas al sistema jubilatorio.
  26. Fondo de Garantía de Sustentabilidad.
  27. Ley de Mobilidad Jubilatoria por la que se perciben dos aumentos anuales en los haberes previsionales según índices de inflación.
  28. A septiembre del 2011 se concluyeron en todo el país más de 630 mil soluciones habitacionales beneficiando a 2,8 millones de personas.
  29. Programa Federal de Construcción de Viviendas, con más de 166 mil viviendas, el Fondo Nacional de la Vivienda con más de 160 mil, Programa Federal Mejor vivir con más de 75 mil.
  30. PRO.CRE.AR que tiene como objetivo la construcción de 400 mil viviendas en 4 años con créditos a bajas tasas para familias que ya poseen terreno y las que no lo tienen.
  31. Aumento del PBI destinado a la educación de 3,64% a 6,81% en el 2012.
  32. Creación de Universidades: Aeroportuaria de Ezeiza, Nacional de Avellaneda, Nacional de José C. Paz, Nacional Arturo Jauretche, Nacional de Moreno, Nacional de Tierra del Fuego, Nacional de Villa Mercedes, Nacional del Chaco Austral, Nacional de Río Negro y Nacional del Oeste.
  33. Política Ferroviaria activa con la adquisición de máquinas y vagones mediante un convenio con China y fomento de la industria nacional de trenes.
  34. Expropiación de Repsol YPF y ley declarando de “interés público y nacional” al “autoabastecimiento de hidrocarburos”.
  35. Explotación petrolera Vaca Muerta, polémico convenio con Chevron.
  36. Participación activa como miembro del Mercosur y estrechamiento de vínculos principalmente con Brasil, Ecuador, Uruguay y Venezuela.
  37. Cristina Fernández ejerció en el 2011 la presidencia del Grupo de los 77 y participó activamente dentro del Grupo de los 20 donde Argentina es miembro.
  38. En el 2008 intervino en el rescate de Ingrid Betancourt.
  39. Se reafirmaron lazos de amistad con España, Italia y Francia.
  40. Microcréditos para Pymes y Plan Argentina Trabaja para la promoción de cooperativas.
  41. Ley de Servicios de Comunicación Audivisual
  42. TDA (Televisión Digital Abierta)
  43. Centro Cultural Néstor Kirchner.
  44. Marcada defensa de los derechos sobre Islas Malvinas y todos los organismos internacionales.

Finalmente llegamos a la presidencia de Mauricio Macri, ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en dos períodos consecutivos. En este punto es increíble ver cómo se repite la historia porque Macri llega como candidato a la presidencia de la mano de “Cambiemos“, una nueva alianza constituida por la UCR, el ARI y el PRO. La fórmula Macri-Michetti obtiene el 34,33% de los votos y pierde en primera vuelta ante la fórmula Scioli-Zanini que obtiene el 36,86% de los votos. Dada la diferencia se vuelve a producir por segunda vez en nuestra historia una instancia de balotaje y en este caso si se hace pero se impone la fórmula Macri-Michetti por una escasa diferencia de 700 mil votos y poco más:

Screenshot_20160329_190647

Hoy ya van algo más de 100 días del ejercicio de la presidencia del Ing. Mauricio Macri y la contundencia de la “vuelta atrás” sobre las políticas del kirchnerismo son evidentes, vale destacar algunas:

  1. Liberación del cepo cambiario y eliminación de las retenciones al campo. Medidas que ocasionaron una transferencia monumental de recursos hacia los sectores concentrados de la economía, siendo ésta la mayor en toda la historia de nuestro país.
  2. Fin de las retenciones a la minería.
  3. Devaluación de más del 60% con aumentos considerables en la mayoría de los artículos de la canasta alimentaria básica.
  4. Cierre del INDEC, ausencia de estadísticas sobre inflación, pobreza, etc.
  5. Despidos masivos y disolución de organismos de control del estado nacional y otros.
  6. Eliminación del AFSCA(Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) y creación del Ente Nacional de Comunicaciones con el Dr. Aguad a la cabeza.
  7. Tarifazos con subas rozando la intolerancia de cualquier bolsillo medio.
  8. Paritarias por debajo de la inflación.
  9. Ley anti piquete, criminalización de la protesta.
  10. Eliminación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano para pagar a los fondos buitres.
  11. Fútbol Para Todos pasan la transmisión de los partidos más importantes a canales privados de TV.
  12. Aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias que hará que más trabajadores pasen a pagar este impuesto dado los aumentos de las paritarias.

Este video que pongo a continuación se ha viralizado en las redes sociales y es un resumen sobre lo acontecido en estos 100 días de Cambiemos.

Es muy fácil darse cuenta que el gobierno de Macri va a contramano del kirchnerismo ya que las políticas de uno y de otro, en la mayoría de las áreas de gobierno, son antagónicas. El kirchnerismo propuso desde sus comienzos la intervención del estado en la economía y la idea de Cambiemos es la ausencia del estado, política liberal agiornada a los tiempos modernos y aflorando hacia el neoliberalismo como en el menemato.

¿Cuáles fueron las razones del cambio tan radical en el voto?

Decir que la “culpa” fue de los medios hegemónicos de información es una verdad a medias. Tienen parte de responsabilidad porque la catarata mediática “anti K” vertida como mierda con moscas en los programas políticos cloacas de la TV fueron y son como el inconsciente colectivo que hizo y hace proliferar el odio y la sed de revanchismo político durante muchos años.

Así como es elogiable y ponderable cuando algo o alguien nos hace ser mejores personas, también es repudiable y esputable cuando ese algo o alguien hace que salga lo peor de nosotros. Y hay que ser sinceros, esto último pasó y pasa desde un lado y del otro. No importa quién tiró la primera piedra, lo importante es quién continua el juego sucio y agresivo.

Porque tanto de un lado como del otro de la “grieta”, término acuñado por el nunca bien ponderado periodista Jorge Lanata, hubo “Davides” que cargaron y tiraron su hondas hacia el otro lado buscando la destrucción del Goliat opositor. Y lo peor es que esto aún continúa con la diferencia de que la responsabilidad ahora es del partido gobernante. La sed de revanchismo es manifiesta, solo hay que revisar el por qué de los despidos masivos para darse cuenta. Algunos podrán decir que no es así, pero basta hacer un recorrido por las redes sociales históricas y actuales y esto está más que claro.

Por otro lado, creo que el kirchnerismo hizo muchas cosas bien, se hicieron tantas como no habíamos visto desde hace décadas. Pero también creo que hubo errores y no solo de medidas ausentes, cortas o incorrectas sino, y sobre todo, errores en el nombramiento de personas y en casos de representatividad del ex partido gobernante. Personajes como Ricardo Jaime o del calibre de Guido Insfrán en Formosa, los Alperovich en Tucumán y otros, le hicieron y le hacen un flaco favor al Frente para la Victoria y por consecuencia directa al kirchnerismo. He aquí otra de las razones que sin dudas melló en el voto popular.

Lo malo del asunto es que el partido que hoy gobierna adolece de las mismas fallas. Es increíble ver cómo los principales ministerios están presididos por ex CEOs de empresas y/o por personas que más que curriculums tienen prontuarios. Basta nombrar a Federico Sturzenegger hoy presidente del BCRA, aún procesado por el megacanje. Oscar Aguad, presidente del nuevo Ente Nacional de Telecomunicaciones, muy vinculado al Grupo Clarín y sobre el que pesó una causa judicial cajoneada hasta su prescripción por el robo de 60 millones de dólares cuando fue interventor de Corrientes. Y como frutilla de lo pésimo: el mismísimo presidente Mauricio Macri que tuvo y tiene la nada despreciable cifra de 214 causas judiciales.

Asimismo se aplicó con contundencia la sospecha de enriquecimiento ilícito sobre Cristina Fernández de Kirchner, sobre gran parte de su gabinete y de personas cercanas (Lázaro Báez, por ejemplo) pero no pasó lo mismo con el candidato Mauricio Macri y la gente que lo rodeaba(Caputo, por ejemplo).

Finalmente, tengo que decir que el giro dado por el actual gobierno es una tormenta que arrasará los logros conseguidos por el anterior gobierno en cuanto a políticas sociales y eso me mantiene en alerta permanente, en investigador mediático-internético hiperactivo pero sobre todo en observador más objetivo y militante de la realidad actual.

Hay un dicho popular anónimo que dice: “No juzgues tu día por cuanta cosecha lograste recoger; si no por cuanta semilla lograste sembrar“, y creo que este es el hecho trascendental del kirchnerismo. La participación militante lograda en estos 12 años es inconmensurable, tanto jóvenes como los que no lo son pasaron a poner la política en el centro de la mesa para verla, comentarla y modificarla, como si fuese una argamasa de vida a la que le tenemos que darle forma de Argentina.

Sobre todo, con todo y para todo, recordemos lo que decía Platón: “el precio de desentenderse de la política es el de ser gobernados por los peores hombres“.

Este artículo no se agota, es solo el comienzo.

Anuncios